Servicios

Comparte !
Share

La Psicoterapia Constructivista se fundamenta en el hecho de que los sufrimientos derivan principalmente de los significados construídos y adjudicados a los hechos de la vida real. Significados que están siempre acompañados y atados a determinadas emociones o sentimientos. Estas construcciones se dan en el interior de un proceso, que como todo lo viviente, como el proceso terapéutico mismo; están siempre en permanente movimiento y desarrollo.

El trabajo psicoterapeutico requiere reconocer, identificar estos significados construídos para deconstruírlos, desarticularlos y permitir que el proceso se desarrolle hacia otra dirección diferente de la que la psicopatología conduce. Por lo tanto, apunta al cambio psicológico. Cambio que puede tomar, obviamente, diferentes formas (cambios nodales o estructurales, cambios parciales, resignación, etc.)

Los obstáculos toman diferentes formas, miedos, ansiedad, parálisis, omnipotencia y soberbia, descalificación, sensaciones depresivas, negación, hábitos esclerosados, rumiaciones, culpa, etc. Todos ellos deben ser también identificados y revisados para poder desarrollar nuevas habilidades y nuevos vínculos menos funcionales a la problemática a resolver.

Las herramientas tecnicas que se utilizan no son privativas de una determinada teoría o escuela psicológica. La complejidad humana y las diferentes y variadas problemáticas que se presentan hacen necesaria una integración de las técnicas en función del objetivo.

El objetivo es que cada persona se apodere de su propio proceso de construcción de significados para poder ser mas dueño (mas actor y menos testigo) del desarrollo de su propia vida y por tanto, mas responsable de sus actos.

Comparte !
Share
UA-62837979-1